Cocina rápida, saludable y sencilla, pero deliciosa.

Al cocinar con ollas a presión se beneficiará de tres ventajas: ahorra tiempo, ahorra energía y además, conserva mejor las vitaminas, los minerales y los aromas.

¿Y por qué?

En primer lugar, las ollas a presión cocinan a temperaturas superiores a los 100 °C, por lo que se acorta significativamente el tiempo de cocción. Eso permite ahorrar hasta el 70 % del tiempo y el 50 % de la energía que se necesitan en condiciones normales. Y además, sin perder vitaminas, minerales ni nutrientes.

Al cocinar con el vapor después de expulsar el oxígeno del aire también nos aseguramos de preservar los aromas y colores naturales de los alimentos.

Tiempos de cocción típicos:

  • 15 minutos para lograr un riquísimo guiso; en una cazuela normal llevaría casi el doble de tiempo.
  • 20 minutos para conseguir unos rollos de carne jugosísimos; en una olla normal llevaría casi cinco veces más tiempo.
  • Nueve minutos para cocer patatas; en una olla normal tardan casi el triple.
pressure-cooker - fast and healthy

Ollas con múltiples talentos.

La olla a presión resulta tan ideal para preparar un reconfortante asado como un ligero y sano plato de pescado o verduras al vapor. ¿Alguna vez ha probado a cocer arroz o preparar arroz con leche? Con una olla a presión lo conseguirá sin riesgo de quemar nada.
La olla a presión también se puede utilizar para descongelar, reducir salsas o extraer jugo de los alimentos.

Dos niveles.

Todas las ollas a presión de Fissler disponen de un nivel de cocción suave (aprox. 109 °C) para alimentos delicados como verduras y hortalizas, y además un nivel de cocción rápida (aprox. 116 °C) para sopas, carnes o estofados.

Quítese la presión.

Si la temperatura de la olla alcanza niveles excesivos, la función de salida de vapor automática permite reducir la presión y garantiza que la temperatura de la olla permanezca constante.

La seguridad es lo primero.

En Fissler apostamos siempre por las tecnologías más avanzadas en cuestión de seguridad. El sistema Fissler Euromatic limita automáticamente la presión de la olla. El bloque de presión residual integrado permite abrir la olla cuando se ha despresurizado por completo.

Fáciles de limpiar.

Todas las ollas a presión de Fissler son fáciles de limpiar.




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto

Boletín

Ofertas especiales, concursos y deliciosas recetas. Nuestro Boletín le ofrece información gratis y sin ninguna obligación.

»  subscribirse al boletín