Análisis rápido de las sartenes

fissler teaserbild1 pfannenkunde 35

No hay dos sartenes iguales.
Seguro que le ha pasado alguna vez. El pescado o una crêpe se quedan pegados o las chuletas no acaban de salir bien. ¡Menudo fastidio! En realidad, freír es algo muy sencillo. Si se utiliza la sartén adecuada, es facilísimo conseguir resultados perfectos. Con las sartenes pasa como con el pescado: no hay dos iguales.

Pero en cuestión de sartenes, con dos basta.
Con dos siempre irá sobre seguro: una de la línea crispy para frituras bien crujientes y otra sartén de la línea protecta para freír y sofreír suavemente esos alimentos que tienden a quedar pegados.

Resultados rápidos y crujientes.
Cuando quiera que los alimentos se frían rápidamente y queden bien dorados y crujientes (como con las carnes rojas o de ave), elija una sartén que pueda calentar a temperaturas muy altas. Las sartenes de la línea crispy, fabricadas en acero inoxidable, se pueden calentar hasta temperaturas muy elevadas sin que sufran daños. Son totalmente estables y distribuyen el calor de manera uniforme.

Con suavidad y delicadeza.
Para freír ligeramente y con delicadeza platos a base de huevo, carnes o pescados empanados e incluso patatas, lo mejor es utilizar una sartén con revestimiento antiadherente. El revestimiento especial de plástico impide que los alimentos se queden pegados.

Para especialistas.

Los modelos de la línea special complementan el equipamiento esencial: por ejemplo, la sartén special asia para preparar platos al wok, la sartén baja special crêpe para crêpes y tortitas, la plancha special grill para freír con poca grasa y con efecto parrilla, y la sartén special gratin para recetas al gratén.




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto