Curso para freír chuletas y filetes

Nadie necesita ser un cocinero profesional para freír un buen filete. Lo que realmente importa es la elección del alimento (carne orgánica, por ejemplo), la sartén adecuada y prestar atención a cuatro pequeños consejos para freír filetes.

Cuatro pasos para un filete perfecto:

fissler teaserbild1 steakschule 17

1. Preparación

La carne que vaya a freír debería estar a temperatura ambiente. Sáquela de la nevera una media hora antes de freírla, pero no la sale (porque eso extraería agua a la carne) ni le ponga pimienta (la pimienta se quema al llegar a la sartén).
Un consejo más: las chuletas quedan especialmente jugosas si las envuelve en una loncha de tocino atado con bramante de cocina.

fissler teaserbild2 steakschule 17

2. La temperatura correcta para freír

Caliente la sartén de acero inoxidable a fuego medio, sin añadir aceite. Espere tres o cuatro minutos y luego realice la prueba de las gotitas de agua. No tiene más que mojarse ligeramente los dedos y salpicar unas gotitas de agua fría en la sartén. Si las "perlas" de agua se ponen a bailotear sobre la superficie, es que la sartén está a la temperatura ideal. Pase rápidamente un trozo de papel de cocina por la sartén para secarla y añada el aceite.

fissler teaserbild4 steakschule 18

3. Cómo empezar a freír

Ponga la chuleta o el filete en la sartén y apriételo con una espumadera o espátula. No utilice un tenedor (para carne), ya que los objetos puntiagudos pueden dañar la carne, provocando que se le escape el jugo y quede seca.

fissler teaserbild3 steakschule 18

4. Esperar y dar la vuelta

Aquí llega el momento más delicado al freír filetes o chuletas, ya que no se les debe dar la vuelta hasta que la carne se suelte por sí sola de la sartén, para posteriormente bajar el fuego. Un filete de dos centímetros de grosor debería voltearse aproximadamente a los dos minutos, para freírlo después durante otros dos minutos por el otro lado.
Ahora la carne presentará una delgada corteza crujiente en el exterior, mientras por dentro permanece rosada y jugosa. Diríamos que está medio hecha, al punto. Si prefiere la carne poco hecha, se puede recortar el tiempo que pasa al fuego.

Se considera que las chuletas y filetes están bien hechos cuando al cortarlos el jugo que sueltan ya no tiene el color rojizo de la sangre. La regla de oro para freír filetes es esta: un minuto por cada centímetro de grosor. Para determinar hasta qué punto está hecha la carne, puede presionarla ligeramente con la espátula o espumadera. Si se muestra elástica, está poco hecha. Si ofrece alto de resistencia, está al punto. Si está totalmente sólida, está bien pasada. Poco antes de terminar de freír la carne puede salpimentarla.

Aquí puede descargar instrucciones más detalladas.




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto