Breve análisis de ollas y cazuelas

No hay dos cazuelas iguales

fissler teaserbild1 topfkunde 35

Al elegir una cazuela nueva, los elementos más importantes son el cuerpo central, la base, la tapadera y las asas.

El cuerpo central de la olla o cazuela

Una cazuela de buena calidad ha de ser sólida y robusta. El acero inoxidable de alta calidad es un material ideal. Se puede reconocer por la etiqueta 18/10 (18 % de cromo, 10 % de níquel, 72 % de acero).  Es resistente a la corrosión, especialmente fácil de limpiar, higiénico y compatible con el lavavajillas.

Las ollas y cazuelas cónicas se pueden apilar para ahorrar espacio (por ejemplo, los modelos de la línea solea® de Fissler). Cuando las ollas y cacerolas son buenas, la base y las paredes están perfectamente conectadas, sin espacio hueco en medio. Por dentro, la transición entre base y pared debería ser redondeada, para que sea posible alcanzar todos los rincones al usar una cuchara o una espátula.

La base

Las bases de alta calidad se fabrican en acero inoxidable y contienen un núcleo de aluminio totalmente cubierto. El aluminio es importante conductor del calor, pero no debería quedar expuesto, ya que al someterse a lavados repetidos en el lavavajillas se formarían manchas blanquecinas en la base. Las bases gruesas con núcleo de aluminio garantizan niveles óptimos de absorción, distribución y almacenamiento del calor. Una vez calentada, la base debe nivelarse perfectamente sobre la superficie del hornillo o fogón; así se ahorra tiempo y energía al cocinar.
Es preciso cerciorarse sin duda alguna de que la base es compatible con el tipo de cocina que se utiliza, puesto que no todas las cazuelas y ollas son compatibles con los sistemas de inducción, por ejemplo.
Nuestro Localizador de productos le ayudará a decidir cuál es el modelo que mejor se adapta a sus necesidades.

La tapadera

Una tapadera con cierre de precisión mantiene el calor y los líquidos dentro de la olla o cazuela. Así se preservan los aromas y se ahorra energía. Las tapaderas de cristal permiten echarle un ojo a los alimentos para vigilarlos. Hay tapaderas que son de forma cóncava, esto es, curvadas hacia dentro. Este rasgo garantiza que el vapor generado se condense y gotee de vuelta a la olla, de manera que la comida resulta más jugosa y sabrosa (por ejemplo, en los modelos de la línea original pro collection® de Fissler).

Las asas

Generalmente se puede elegir entre asas de plástico o de acero inoxidable. Es importante que las asas estén unidas con firmeza a la parte superior de la olla o cazuela, que sean cómodas de agarrar mientras se cocina y que no se calienten en exceso. Las asas de acero inoxidable son aptas para usarlas con el lavavajillas y dentro del horno.
Las asas de plástico no son compatibles con el horno debido a las altas temperaturas que se generan en su interior (resisten hasta 80 °C). Sí se pueden lavar en el lavavajillas, pero se corre el riesgo de que el color quede deslucido con el paso del tiempo. En consecuencia, si quiere puede limpiar las ollas o cazuelas con asas de plástico en el lavavajillas, pero no debería hacerlo siempre, solo ocasionalmente.

Detalles extra muy prácticos

Cuando ya haya elegido los elementos básicos pertinentes, como son la base, las asas y la tapadera, las distintas líneas de baterías de cocina le ofrecen extras para que cocinar sea todavía más sencillo:

  • Soportes integrados para sostener la tapadera enganchada al borde de la olla o del mango. Así tendrá las manos libres para remover y sazonar la comida, los vapores condensados volverán a la cazuela en forma de jugos y la placa de cocina no se ensuciará (por ejemplo, con los modelos de las líneas solea® e intensa® de Fissler).
  • Práctica función de vertido: Algunas ollas y cazuelas integran un sistema específico que permite verter líquido de su interior sin tener que retirar la tapadera. Los guantes de cocina, los coladores y demás accesorios que tan engorrosos resultaban son ya cosa del pasado.
  • Un borde amplio diseñado para verter líquidos con precisión evita las salpicaduras. La placa de cocina y las superficies de trabajo permanecerán limpias.
  • Una escala medidora en el interior, muy práctica para medir la cantidad de líquidos. Se acabaron los vasos medidores y tener que contar tazas.



Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto