Entrevista: "Cómo se hacen" nuestras líneas de cuchillos

Prof. Gerlach - via4 Design

Proyecto: Colaboración exclusiva con el profesor Thomas Gerlach: "Cómo se hacen" nuestras líneas de cuchillos.

1. Sr. Gerlach, usted ha diseñado las tres nuevas líneas de cuchillos de Fissler, profession, perfection y passion. ¿Usted cocina?
Sí y no. Mis padres tenían un restaurante en la orilla del lago Möhnesee y había unos diez cocineros allí trabajando. Cuando era pequeño, me pasaba horas en la cocina y a veces me dejaban echarles una mano, me encantaba. Ahí me di cuenta de que la mayoría de los cocineros trataban a sus cuchillos como si fuesen objetos sagrados. Muchos de ellos incluso tenían un juego propio, que no dejaban usar a nadie más. Sin embargo, siendo ya adulto, nunca he dedicado demasiado tiempo a cocinar, así que más bien se diría que soy un teórico de la cocina (ríe). Pero mi esposa es una cocinera fabulosa y cuando vamos de viaje, si hay algún restaurante bueno por donde pasamos, siempre le hacemos una visita.

2. Sin embargo, en la práctica, usted es un diseñador de renombre. ¿Cómo surgió la colaboración con Fissler?

Ya llevo un tiempo trabajando con Fissler. Nuestro primer proyecto conjunto fue la línea magic de baterías de cocina, el más reciente ha sido el relanzamiento de toda la gama de sartenes. Se basaba en esta premisa: no todas las sartenes son aptas para todos los métodos de cocina. Queríamos ofrecerle al consumidor una guía visual orientativa basada en elementos de diseño que quedasen claros. La idea era que fuese fácil reconocer para qué propósito está pensada cada sartén.

3. ¿Desarrollar diseños para cuchillos era una novedad para usted?
Sí. Era un novato completo en lo que respecta al diseño de cuchillos. A Fissler le pasaba lo mismo, era una empresa recién llegada al diseño de cuchillos con estándares modernos. Precisamente el hecho de adentrarnos juntos en un territorio desconocido hacía que el proyecto me resultase más atractivo aún.

4. ¿Qué elementos son especialmente importantes al diseñar un cuchillo?
Bien, en primer lugar desarrollamos una historia para el producto y su diseño. Consiste en esto: queríamos hacer que la agudeza y el filo, fuesen visibles, que saltasen a la vista. Así que nos propusimos identificar las características de un cuchillo que fuesen relevantes para ese concepto, e identificamos la agudeza, la impresión visual y el equilibrio. No bastaba con que los cuchillos de Fissler fuesen afilados, porque a fin de cuentas, los clientes esperan que todos los cuchillos lo sean. Además, tenían que parecer afilados y amoldarse a la mano en perfecto equilibrio.

Hasta que no tuvimos eso claro, no definimos los grupos objetivo ni determinamos las prioridades de diseño para cada grupo objetivo. Un cuchillo de la línea profession, con sus elementos funcionales y gráficos, se convierte en un objeto casi icónico, que llama la atención y atrae a los chefs profesionales. Hemos presentado los cuchillos de la línea passion, de siluetas orgánicas y calmadas; serían los candidatos a convertirse en los cuchillos más populares para uso cotidiano. Para los modelos de la serie perfection, la clave es la innovación. La espiga curva del mango es casi una obra de arte. Cualquier persona que sepa apreciar el estilo caerá rendida ante la línea perfection.

5. ¿El diseñador empieza a trabajar con un tipo de cuchillo específico?
Si se va a diseñar una línea de cuchillos completa, se empieza por los productos centrales de la misma, es decir, un cuchillo grande para chef y un cuchillo de puntilla o pelador pequeño. Todos los demás modelos de la línea se sitúan entre esos dos. Llegados a este punto, lo importante es tener definido el concepto del diseño y el grupo objetivo, para saber qué dirección interesa tomar.

6. ¿Cómo reconoce un experto un cuchillo de máxima calidad?
Las claves son el equilibrio del cuchillo y la elasticidad de la hoja. ¿Cuál es la manera más correcta de agarrar un cuchillo? Los profesionales los sostienen de una manera completamente distinta a los aficionados a la cocina. Sitúan la mano mucho más adelantada, más cerca del centro de equilibrio. Un profesional, literalmente, puede "sentir" que tiene en sus manos un cuchillo de altísima calidad. Por ejemplo, la hoja de un cuchillo trinchador es tan flexible que puede deslizarse fácilmente para salvar un hueso.

7. ¿Y cómo podrían reconocer un cuchillo de nivel premium los consumidores?
El secreto está en el aspecto, el aura que rodea al cuchillo, y como ya he mencionado, en su equilibrio. El aura de un cuchillo es resultado de la combinación concreta de marca, calidad del producto y la comunicación de los vendedores. Todos esos elementos están entrelazados. Si el consumidor confía en la marca, mostrará una actitud positiva hacia el producto. Si la calidad del producto es buena, repercutirá positivamente en la marca. Si el vendedor está bien informado y seguro de que el producto es bueno, será perfectamente capaz de encender la mecha del entusiasmo en el cliente, etc. Todo el conjunto debe estar a un buen nivel.

En lo que atañe a la calidad de los productos, está claro que Fissler mantiene los estándares más elevados. Naturalmente, en el análisis final eso es bueno tanto para el producto como para el cliente. Por ejemplo, en la línea profession de Fissler, los remaches cuadrados no solo mejoran la estética, sino que permiten ganar en calidad. No van insertados sin más, sino que están completamente fundidos con el resto de elementos, así que no se aflojan ni se mueven. En vez de eso, se encargan de acoplar la espiga y las cachas con mucha más firmeza. A menudo los clientes asocian ideas completas con un artículo. Por ejemplo, pueden seguir este razonamiento: "Es un producto de fabricación muy elaborada, caro y de muy buena calidad, así que será de máximo nivel". Fissler aprovecha esta línea de pensamiento para diferenciar sus productos frente a los de la competencia.

Actualmente, los consumidores están bien informados.  Son perfectamente conscientes de que no todos los productos que llevan la etiqueta de máxima calidad, premium o de lujo la merecen. Este es el motivo por el cual los clientes prefieren probar un producto personalmente antes de comprarlo. En el caso de los cuchillos, por ejemplo, pueden comprobar la calidad del filo. Eso sí, esto es relativo. Antes de adquirir un cuchillo, un comprador potencial debe sopesar si busca un cuchillo afilado que conserve el filo sin cuidados especiales o si prefiere uno que sea extremadamente agudo, pero que haya que afilar a menudo.

8. ¿En qué se diferencian los conceptos del diseño de las tres líneas de cuchillos?
Sin duda, las tres líneas comparten un rasgo común: pertenecen al segmento de máxima calidad del mercado, el segmento premium.
En el extremo superior del segmento premium, la clave es creer al 100 % en el producto. "O lo adoras o lo dejas". Las dos líneas perfection y profession están pensadas para responder a esas expectativas.

La línea profession está dirigida a personas creativas, que se preocupan por llenar sus vidas con calidad y examinan el producto muy minuciosamente. Un cuchillo profession se acerca mucho al que sería el arquetipo de los cuchillos. No es nada convencional, siempre está en la mano del usuario y resulta muy sorprendente por la densidad del material, además de ofrecer más precisión en el control al cortar. Se caracteriza por su estética sutil, combinada con el atractivo de la máxima calidad, especialmente llamativo para los puristas y naturalmente, para los profesionales.

Quienes valoran el prestigio gustan de rodearse de productos que demuestran que su estilo de vida está marcado por la calidad. Quieren que todo sea tan perfecto como sea posible. La línea perfection, por lo tanto, es ideal para ellos, gracias a su estética marcada por la pureza.

Para nosotros, la línea passion se sitúa en el otro extremo del segmento premium. Los cuchillos de esa gama también presentan un diseño único, pero de aspecto más orgánico y con más encanto. Los modelos de la línea passion no están tan polarizados como los cuchillos de las líneas profession o perfection, pero el público más general sí se identifica con ellos.

9. ¿Se tomaron en consideración los grupos objetivo para las diversas líneas de cuchillos a la hora de desarrollar sus diseños o se les adjudicaron a posteriori?
De acuerdo con el enfoque conceptual de mi empresa, Via4 Design, empezamos por analizar el posicionamiento. El posicionamiento general de la marca es fundamental y el posicionamiento individual de cada producto se enmarca dentro del mismo. En colaboración con el cliente, visualizamos cada grupo objetivo individual con la máxima precisión posible. A nivel de producto, tenemos que averiguar qué características nos ayudarán a conquistar cada grupo objetivo. Naturalmente, siempre es preciso asegurase de que nuestras ideas coincidan con la imagen general de Fissler como marca. En resumen, la definición de los grupos objetivo y el posicionamiento corporativo son elementos que van de la mano.

Una cosa sí tiene que estar absolutamente clara para el desarrollo de todos los productos nuevos: el producto debe ser perfecto, de lo contrario nos arriesgamos a perjudicar la imagen de la marca en conjunto. Y en el caso de Fissler, es una marca muy valiosa. Otro requisito previo adicional de Fissler era que el concepto de diseño de las líneas de cuchillos tenía que ser válido en todo el mundo.

10. La forma responde a la función: la funcionalidad desempeña un papel muy significativo para Fissler y para el consumidor. ¿Cómo les fue posible relacionar su lema "Form follows emotion" (La forma responde a la emoción) con los estándares de funcionalidad de Fissler?
En realidad, hoy la respuesta a este problema es muy simple. Si un artículo no funciona, el público no lo compra. Es decir, el debate entre diseño y funcionalidad es prescindible. Sin embargo, la carga emocional que emana del diseño puede resultar útil. Por lo tanto, la forma influye sobre la generación de emociones en el grupo objetivo.

11. ¿Cuánto tiempo lleva el proceso de diseñar un cuchillo, desde la idea básica hasta la fabricación del artículo? ¿Cuáles son las etapas más importantes del proceso?

En lo que respecta al diseño, no nos llevó demasiado tiempo alcanzar un acuerdo con Fissler. El proceso creativo en sí supuso alrededor del 20 % de la duración total del desarrollo. Normalmente dura un año, dependiendo de la amplitud de la gama de productos. La secuencia clásica es algo así: determinamos cuáles son los grupos objetivo y le ponemos rostro. En la fase inicial probamos varios cuchillos, simplemente para irnos familiarizando con el tema. Luego se presentan las primeras sugerencias para el diseño. Cuando ya hemos tomado algunas decisiones sobre ellas, se elaboran modelos con espuma. Seguidamente, se preparan prototipos fundidos. Todo el proceso cuenta con un fuerte componente de diseño por ordenador, pero al mismo tiempo exige conocimientos específicos de los procesos de fabricación, como el mecanizado. Durante el desarrollo de un producto completamente nuevo como este es normal que surjan problemas de vez en cuando. No todo se puede implementar exactamente como se había concebido originalmente. Cuando sucede algo así, hay que considerar qué problemas se pueden solucionar introduciendo modificaciones en el diseño que no alteren el carácter del producto.
 
Por ejemplo, al desarrollar las líneas de cuchillos para Fissler fue necesario incorporar algunas piezas de equipamiento de producción nuevas. Estos detalles que conlleva cada proyecto son interesantes y aportan una motivación adicional.


12. ¿Qué características hacen que las tres líneas de cuchillos sean especialmente fáciles de usar?
Un punto positivo muy destacado para el usuario es la extrema agudeza del filo en las tres líneas, resultado del proceso de pulido especial. Gracias a ella se pueden usar los cuchillos a diario y con seguridad. Además, resulta mucho más seguro manejar cuchillos bien afilados que unos que estén mellados. Si se usa un cuchillo mellado hay que aplicar mucha fuerza para cortar, es más fácil que la hoja resbale y se deslice, así que hay más riesgo de sufrir lesiones. Los cuchillos de Fissler se mantienen afilados durante mucho tiempo y resultan muy fáciles de afilar de nuevo con una chaira de acero. Otro detalle que facilita el manejo para los usuarios es que todos los cuchillos se pueden limpiar a la perfección muy fácilmente.

Además, las líneas de productos están organizadas de manera que hasta un cocinero ocasional sin gran experiencia sabrá inmediatamente qué modelo está pensado para cada fin. Pero incluso los cocineros más apasionados que sepan apreciar los detalles excepcionales encontrarán productos especiales en esta gama, como el cuchillo nakiri de la línea profession.

13. ¿Los diseños se han sometido a pruebas prácticas?

Hemos realizado pruebas prácticas con la ayuda de un chef profesional. Frank Buchholz, que también colabora con Fissler en otras áreas, puso a prueba los cuchillos en condiciones reales. La línea que más le gustó fue la profession, como ha ocurrido con muchos otros chefs profesionales.

14. ¿Qué materiales se utilizaron para las nuevas líneas de cuchillos? ¿También estaba usted involucrado en la selección de los materiales?
Aceros al cromo-molibdeno, plásticos > Detalles del Sr. Reining, Sra. Somerlik.
Cómo hallar el equilibrio perfecto entre un filo permanente y la facilidad para volver a afilar las hojas de los cuchillos. Investigación y refinado intensivo de las secciones transversales.

15. En cuanto a su trabajo, ¿finalizó cuando terminó el diseño o también participó en el proceso de producción?

Al finalizar la fase de diseño, mis responsabilidades prácticamente se habían acabado. Sin embargo, sí continué asistiendo a las reuniones de grupo de trabajo y actué como consejero para Fissler. Aunque rara vez sucede, a veces hay que afrontar dificultades para producir un artículo real a partir de una idea de diseño. Cuando sucede algo así, los diseñadores unen fuerzas con los técnicos especialistas en materiales y con los ingenieros para dar con la mejor solución. Por ejemplo, en el caso de los cuchillos de Fissler, hubo que ajustar el espesor de los mangos.
   
16. Las líneas de cuchillos perfection y passion han recibido el premio de diseño Red Dot. ¿Qué se siente al recibir un galardón al diseño tan codiciado como el Red Dot?
A lo largo de mi carrera profesional he ganado más de cien premios. Desde luego, el Red Dot es uno de los galardones más prestigiosos en el mundo del diseño. Pero personalmente no le otorgo demasiada importancia a los premios. Ahora bien, entiendo que a mis clientes sí les importe, porque un premio concedido por una entidad independiente siempre representa una confirmación de una fuente imparcial. A mí me gusta especialmente el concepto del Kitchen Innovation Award, donde el jurado no solo está formado por expertos, sino también por consumidores.

17. El diseño de un producto parece cumplir un papel importante cada vez más importante para más consumidores. ¿Cómo explicaría esta tendencia?
¿Un buen diseño hace más probable que un cliente adquiera el artículo?
Déjeme que le responda con otra cuestión: ¿hay algún artículo de uso cotidiano actualmente que no sea prueba de la utilidad del diseño? Tal y como yo lo veo, apenas queda ninguno. Sin salirnos de la cocina, no hay casi ningún artículo que se haya librado del diseño, da igual si nos fijamos en un electrodoméstico integrado, en el cubo de la basura o en una huevera. De hecho, lo que sucede con demasiada frecuencia es que el diseño se convierte en un fin por sí mismo, repercutiendo negativamente sobre la funcionalidad.
 
Y digo librarse del diseño porque hay muchos objetos que están sobrediseñados sin necesidad alguna, mientras que la tendencia del mercado está orientada a la simplificación. Cada vez son más los consumidores que rechazan los elementos superfluos y prefieren quedarse con lo esencial, tal vez como un detalle más de la tendencia general a centrar la atención en las necesidades esenciales para los humanos. Y los cuchillos de alta calidad son esenciales. Si un cuchillo cumple con su función básica; es decir, si corta bien y además es posible apreciar en la práctica lo afilado que es, tal y como sucede con los cuchillos de Fissler, yo diría que sí, un diseño así favorece que el cliente se decida a comprarlo.


18. El diseño alemán, que ha recibido cientos de reconocimientos, sufre las copias de la competencia una y otra vez. Eso se traduce en pérdidas tremendas para el fabricante. ¿Hasta qué punto se ha visto afectado por el mercado, cada vez mayor, que existe para los productos falsificados?
Por supuesto, conozco bien el problema de las copias ilegales. Las pérdidas que sufren los fabricantes de los artículos originales son muy graves en términos de imagen y ventas. Yo considero que en la mayoría de los casos es válida la máxima que dice que "solo se copia a quienes tienen éxito", pero no es un gran consuelo, desde luego. Tal y como lo veo, aún no existe un método de protección ideal frente a las copias. Del mismo modo, cuanto más alto esté el listón en cuanto a detalles y calidad del producto, más difícil será que los piratas se lancen a imitarlo. En todo caso, los nuevos cuchillos de Fissler son un hueso muy duro de roer.

19. ¿Qué significa para usted "Made in Germany"?
Para mí, desde el punto de vista del diseñador, Made in Germany implica ampliar los conocimientos que tenemos en Alemania y aprovechar la ventaja competitiva que deriva de ellos. Para originar esta situación y mantener la ventaja competitiva que se consigue así es preciso efectuar inversiones a largo plazo en Alemania como emplazamiento.

20. ¿Hay algún cuchillo que sea su favorito?

Sí, el cuchillo para cortar pan. También es excelente para cortar tomates. Lo curioso de los tomates es que tienen una piel tan tersa que a veces dificulta la tarea de cortarlos, son una pesadilla para los fabricantes de cuchillos. (Se ríe).

21. ¿Qué le gustaría diseñar en su próximo proyecto?
Me encantaría dedicarme por completo a productos que estabilizasen el catálogo de productos. Se trata de productos populares por su carácter arquetípico y que no naufragan por incluir excesivos detalles superfluos. Como puede ver, me encuentro muy a gusto con la tendencia orientada a la simplificación. Por eso disfruté tanto trabajando con estos cuchillos, porque son un elemento integral de nuestra vida cotidiana.
 
22. ¿Qué artistas y diseñadores le han influido más?
Siempre he intentado desarrollar mi propio estilo y establecer una identidad individual, así que tampoco considero que mi trabajo esté demasiado influenciado por otros artistas o diseñadores. Sencillamente, prefiero mantener un diálogo animado con "mis" estudiantes a sentarme en un museo de arte esperando a que llegue la inspiración. El diseño moderno requiere estímulos modernos. Por eso valoro tanto la colaboración con los jóvenes. Sirve para liberarse de los patrones tradicionales y abre los ojos a nuevas posibilidades creativas.

23. ¿Cómo describiría usted su estilo?

Mi estilo se caracteriza principalmente por mantener un diálogo intenso con el cliente y por pensar hacia adelante, a la ofensiva. Cuando trabajamos en un proyecto, mi equipo y yo nos sumergimos en el universo del cliente. Para empezar, tratamos de conocer la empresa y de comprenderla. A continuación pensamos en qué productos o ideas la harían avanzar en el plano estratégico. El trabajo de un diseñador es comparable al de un actor que ya es un maestro de su profesión. Lo que hace es tomar un papel y darle su propio sello. Ni más ni menos. Me parece importante que no se fuerce nunca al cliente para que acepte una idea de diseño. El énfasis debería ponerse siempre en la marca o en el producto. Por eso me gusta considerarme un "diseñador discreto".

24. ¿Podría darnos algún ejemplo de los anteriores proyectos en que había trabajado?
Via4 Design desarrolló el diseño de la marca "Max Blue" para el Deutsche Bank, por ejemplo. Creamos nuevas temáticas para Swarovski y un nuevo diseño corporativo para el distrito municipal de Calw. Me siento especialmente orgulloso cuando terminamos un proyecto exigente y difícil. Cuando Fissler, que es un fabricante de baterías y utensilios de cocina, decidió entrar en un nuevo campo por vez primera y lanzar al mercado líneas de cuchillos que había desarrollado desde cero, lo que se nos ofrecía era precisamente un reto de estas características.

25.  Sr. Gerlach, ¿qué fue lo que más le gustó de trabajar con Fissler?
Fue una colaboración marcada por la profesionalidad, por el esfuerzo en aras de lograr la máxima calidad y por la capacidad de resistencia. Fissler se marca unos estándares de calidad extremadamente altos para los productos de su catálogo básico. Esos mismos estándares se aplicarían también a las nuevas líneas. Estaba claro que no sería fácil en todos los casos. Pero la gente de Fissler con quienes trabajé eran muy, muy buenos. Aunque las sugerencias que planteé a veces eran agresivas e incluso hirientes en algunos casos, mis interlocutores siempre se mostraron dispuestos a escuchar y totalmente determinados a trabajar por encontrar la mejor solución posible. Eso fue todo un estímulo para la colaboración y me dejó impresionado.

Profesor Gerlach, gracias por esta conversación tan interesante.




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto