LIMPIEZA Y CUIDADOS

Lavar a mano para prolongar la vida útil
Fissler recomienda lavar los cuchillos de alta calidad a mano. Lavarlos con agua corriente y unas gotas de líquido lavavajillas para después secarlos a mano con cuidado (empezando por el lomo de la hoja y yendo hacia el filo) es suficiente para prevenir la corrosión.

Cuchillos bien afilados, para trabajar con seguridad y sencillez
Todos los cuchillos van perdiendo el filo con el paso del tiempo. Es preciso volver a afilar la hoja con regularidad, porque es más seguro un cuchillo bien afilado que uno mellado. Corta los alimentos con más facilidad, sin fatigar la mano.

Sistemas de afilado

Fissler recomienda utilizar una chaira de acero para afilar los cuchillos. Sosténgala a un brazo de distancia del tronco. Para afilar un cuchillo, pase la hoja por toda la longitud de la chaira de acero varias veces, desde el mango hasta la punta, por ambos lados de la hoja. Al hacerlo, el cuchillo debe estar en vertical y inclinado con un ángulo de 20° respecto a la chaira de acero.




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto

Boletín

Ofertas especiales, concursos y deliciosas recetas. Nuestro Boletín le ofrece información gratis y sin ninguna obligación.

»  subscribirse al boletín