LIMPIEZA Y CUIDADOS

Antes de usar la cazuela o sartén por primera vez:
Lávela a fondo y enjuáguela con agua hirviendo. Séquela, frótela de manera uniforme untándola con un poco de aceite y caliéntela brevemente al fuego.

Cómo proteger el revestimiento:
No utilice cuchillos para cortar los alimentos dentro de la cazuela o sartén ni emplee utensilios de metal o puntiagudos para remover. Utilice solamente accesorios de cocina de plástico o de madera.

Evite sobrecalentar las ollas y sartenes:
Nunca debe poner a calentar las cazuelas durante más de cinco minutos si están vacías o solamente tienen aceite. El sobrecalentamiento dañaría el revestimiento y provocaría que perdiese sus propiedades antiadherentes. Si ha sobrecalentado una olla o cazuela por error, apague el fuego y deje que se enfríe sobre la cocina.

Asas de plástico:
Las cazuelas y ollas con asas de plástico no son aptas para usar en el horno.

Asas de acero inoxidable:

Las baterías de cocina con asas de acero inoxidable resultan especialmente adecuadas para utilizar con cocinas de gas y en el horno.

Tapadera de cristal:

No enfríe nunca las tapaderas de cristal con agua fría.

Uso con cocinas de vitrocerámica:
Al mover a uno y otro lado una base de aluminio sobre la superficie de una cocina vitrocerámica, es posible que con el rozamiento el aluminio deje trazas. Las marcas de aluminio se pueden limpiar con productos especiales de Fissler para el cuidad de las placas vitrocerámicas.

Seguridad:

Para evitar el riesgo de sufrir quemaduras debidas al aceite que salta, utilice siempre una cazuela o sartén de paredes altas para freír y no la llene de aceite por encima de la mitad. No utilice tapadera ni sobrecaliente el aceite (temperatura máxima de 200 °C).




Contacto

¿Tiene alguna pregunta, sugerencia o deseo en relación con nuestros productos? El servicio de atención al cliente de Fissler estará encantado de ayudarle.

» contacto